Home
Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

  • sin categorizar
  • ¿Cuánto puede durar el tratamiento?

    La duración del tratamiento dependerá del tiempo de evolución de la enfermedad y de las características del paciente.

     

    Son patologías complejas, por lo que lo importante no es tanto alcanzar los objetivos con inmediatez como poder mantenerlos en el tiempo. La decisión del paciente de hacer frente al problema va a ser crucial para una rápida recuperación y en ello pondremos todo nuestro esfuerzo.

  • Cuando una persona padece obesidad, ¿es para siempre?

    La obesidad es una enfermedad crónica, esto no significa que no haya que hacer nada, podemos tratarla. Se pueden establecer objetivos terapéuticos y habilitar herramientas que permitan al paciente mantener un peso adecuado.

  • ¿Cual es el papel del internista en la obesidad?

    Averiguar si hay un transtorno metabolico que provoca la obesidad: hipotiroidismo, cushing, diabetes, hipogonadismo... analizar la repercusion analitica de la obesidad sobre el organismo: trastornos en la glucemia, alteracion del colesterol, a.urico, transaminasas... y valorar la repercusion de la obesidad sobre el aparato musculoesqueletico y cardiovascular.

  • Tengo obesidad y a veces como con ansiedad ¿significa eso que tengo un trastorno alimentario?

    No necesariamente, tendríamos que valorarlo contigo en la clínica. Valoraremos el grado de ansiedad, la frecuencia de esos episodios y las características de los mismos, la cantidad de comida que ingieres etc. y en qué medida esto interfiere en tu vida.

  • Desde la adolescencia he tenido sobrepeso, hago dieta por temporadas y adelgazo, aunque luego siempre acabo ganando más peso que el que tenía ¿qué hago mal?

    Las rápidas oscilaciones de peso (efecto yo-yó) son perjudiciales pues dificultan el mantenimiento de un peso adecuado y pueden suponer un riesgo para la salud. Las personas sometidas a muchas dietas, cada vez necesitan más tiempo y esfuerzo para perder la misma cantidad de peso y aumentan su riesgo cardiovascular. Por eso nosotros proponemos una reducción progresiva de peso, incorporando hábitos de alimentación y actividad física que se puedan mantener de por vida y que la persona pueda gestionar para no tener que hacer dietas de manera recurrente.

  • ¿Qué tipo de dietas solemos proponer a nuestros pacientes para perder peso?

    En nuestro centro abordamos los problemas de sobrepeso y obesidad desde el planteamiento de cambio de hábitos, fundamentalmente alimentarios y de actividad física .

     

    Siempre que es necesario proponemos pautas alimentarias hipocalóricas y ayudamos en su instauración y mantenimiento.

     

    La alimentación debe ser equilibrada, con alimentos de los 3 grandes grupos y micronutrientes en cantidad y frecuencia suficiente para cada caso concreto.

  • ¿Me tienen que ver todos los profesionales del equipo si acudo a la clínica?

    No necesariamente. En una primera visita se procede a evaluar la situación y en función de ese diagnóstico se diseña un plan de acción que puede contemplar la intervención de todos o sólo de algunos profesionales.

  • No me gusta nada el deporte ¿qué puedo hacer para complementar la dieta y reducir peso?

    La actividad física es un pilar fundamental en el tratamiento del sobrepeso, junto con los hábitos alimentarios y de estilo de vida saludables.

     

    No es necesaria la práctica de un deporte sino la realización de una actividad física aeróbica y frecuente que se pueda incorporar a las rutinas diarias como por ejemplo realizar los desplazamientos habituales caminando a paso ligero o buscar media hora para dedicarla a ello; siempre tratando de convertirlo en un hábito permanente. Combinando adecuadamente un estilo de vida físicamente activo (sin necesidad de practicar un deporte como tal) y una alimentación variada, equilibrada y suficiente se pueden conseguir buenos resultados,  y lo que es más importante, mantenerlos.

  • ¿Es importante la intervención de la familia en el tratamiento de la obesidad en los niños?

    Los padres deben asumir que el tratamiento de la obesidad de sus hijos, especialmente si es un menor, afecta a todos y requiere el compromiso y esfuerzo de todos; serán responsables de que se consiga en casa el cambio de hábitos de vida que exige la curación. Son los que se encargan de la selección y compra de alimentos, de la preparación de las comidas, de hacer que se cumplan una serie de normas como los horarios de ingesta, el comportamiento en la mesa, etc.. A ellos también corresponde la tarea de facilitar al niño la práctica habitual de ejercicio físico. A los padres se les darán pautas de actuación para saber cómo afrontar las distintas situaciones de la mejor manera y conseguir los mejores resultados.

faq

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies